Aprendiendo a usar las tijeras

Antes de que el niño aprenda a utilizar las tijeras necesita desarrollar diferentes habilidades previas. En un comienzo es importante que desarrolle una buena fuerza muscular en sus manos que lo ayudarán a usar coordinadamente ambas manos, una  para afirmar el papel y con la otra  poder recortar. Debe ser capaz de aislar el movimiento del pulgar y del resto de los dedos. Para esto te sugerimos las siguientes actividades:

  • Oponer el pulgar con el resto de los dedos.
  • Apretar una esponja con agua.
  • Trasladar objetos con tenazas de cocina.
  • Trasladar objetos con pinzas de ropa.
  • Amasar plasticina con uslero y con las manos.
  • Abrir y cerra botellas de bebida.
  • Enterrar y desenterrar palitos de helado en la plasticina.
  • Sacar tierra con una pala y trasladarla.
  • Enterrar y desenterrar mondadientes en bandeja de plumavit.
  • Utilizar botellas de agua con gatillo para regar las plantas.
  • Estampar timbres en una hoja (puede hacer timbres conrtando una papa por la mitad y utilizando tempera).
  • Colocar bolitas dentro de una botella.
  • Enterrar un fideo delgado en un pedazo de plasticina y ensartar cereales redondos.
  • recortar bombillas y fideos de plasticina.
  • Comenzar recortando materiales firmes como cartulina, cartón corrugado, lija.
  • En un comienzo serán cortes al azar, luego puede pedirle que recorte a través de un laberinto ancho.
  • En la medida que vaya perfeccionando el recorte puedes pedirle que recorte a través de una línea recta, recortar figuras geométricas y finalmente líneas curvas y zigzageantes.

¡No Olvides!:

  • El recorte es una tarea compleja que requiere de mucho tiempo y paciencia.
  • Procura que cuando realicen estas actividades tu hijo este sentado correctamente, mirando de frente hacia la mesa y con los pies reposando en el suelo.
  • Recuerda utilizar tijeras adecuadas con punta redonda. En caso necesario, puedes comenzar trabajando con tijeras con ayuda. No olvides que si tu hijo es zurdo existen a la venta tijeras especiales para ellos.
  • Dado que la ocupación principal de tu hijo es el juego, recuerda que todas estas actividades deben ser realizaadas lúdicamente.